Esta es la historia de las fotos que me conto mi padre hace ya muchos años: Se trataba de un coche que fué alquilado por unos novilleros, y en un paso a nivel en algun punto de la N401 fué arrollado por un tren el cual dejo el coche como se ve en la foto. que aunque no se aprecia, creo que lo llego a partir. Ese coche era de alquiler, y se llevo a Madrid donde se reparo en la Citroen de Goya, situada donde se encuentra ahora el Palacio de los Deportes de la C.A.M. El coche en cuestion fué reparado por mi padre Pedro Díaz Alocén y otro compañero del cual desconozco el nombre quedando en el estado que se aprecia en las fotos siguientes.
Pedro Díaz Alocén: Hijo de Vicente Diaz Clemente y Benita Alocen Arribas, y nacido en Guadalajara en 1927, donde su padre (Vicente Díaz) trabajaba como mecanico en la Hispano Suiza de Guadalaja. En la postguerra se queda huerfano de madre, y se traslada a vivir a Madrid, donde comienza a trabajar con su primo Carlos Villa Alocén (mecanico) en la casa Renault como aprendiz de chapista a los 16 años. Es aqui donde aprende el oficio y busca mejoras laborales fuera de ese taller y comienza un periodo de trabajo en Opel, en donde esta muy poco tiempo y se marcha a Citroën en la calle Goya donde permace hasta su demolición para hacer el palacio de los deportes, trasladando el taller a Doctor Esquerdo 62, donde permanece hasta que se jubila, siendo su ultima ocupacion la de reparar pequeños desperfectos de los vehiculos nuevos, los cuales no se pueden emplastecer, ni repintar, osea trabajos finos. En la actualidad tiene 85 años y su memoria se ha borrado casi por completo, pero quedan muchas de sus historias en el mente de las personas que siempre le hemos querido tanto.
Recuerdo cuando vi las fotos por primera vez, me parecían casi como un cuento, al contarme la historia como me la contaba: En los años de la postguerra España tenia las fronteras cerradas, por lo cual escaseaban las piezas de repuesto, materias primas, y todo tipo de articulos."Entonces se reparaba todo". Se reciclaban bidones para sacar chapas o cualquier metal se reutilizaba para poder sacar un trabajo adelante. Tambien me conto, que un compañero suyo "Prieto" y él, estubieron tentados de diseñar un coche para el que tenian ya hasta nombre: "DIPRIE", jajaja. Creo que estubieron enredando, pero se quedo en nada. (locuras de juventud).