Al igual que en el tren delantero, es muy importante revisar completamente el tren trasero aunque este es mucho mas sencillo de reparar. Para manipularlo es necesario sacar la barra-puente que soporta el tren al chasis, hay que quitar los tres tornillos que lleva, dos de ellos se quitan desde el interior del coche, en la parte baja de las puertas, sin embargo el peor es por la parte trasera del coche, se encuentra justo en los laterales del puente y para ello hay que sacar las dos barras de torsión que lleva. Hay que quitar el tornillo con tuerca que sujeta por el centro las dos barras de torsión y luego con la ayuda de una mordaza, sujetaremos cada una de las barras y golpearemos hacia el exterior, deben salir aunque no sin sufrir. Una vez fuera soltaremos los ocho tornillos que sujetan el puente a la barra y entonces caerá totalmente, una vez fuera podemos sacar el soporte y pintarlo bien.
En el tren trasero debemos cambiar los 4 silentblock que lleva, dos a cada lado y que van cogidos el los brazos de la suspensión, también cambiaremos los topes del puente y poco mas, el resto es limpiar y pintar.

Cuando ya hemos tenido la mecánica y casi todas las partes complicadas e importantes montadas, llevamos el coche al chapista. Esta es una de las tareas que mas nos cuesta a los aficionados a la restauración, lo primero dejar de ver el coche todos los días en la nave, y después estar persiguiendo al chapista para que lo pinte.
Como os decía, este coche se ha planteado de una manera diferente a otros que he restaurado, he hecho todos los pasos que habéis visto y ahora me van a terminar el coche por dentro, y por fuera lo van a dejar listo para pintar, de esta manera vamos a intentar evitar que se arañe y que nos cabreemos antes de tiempo.
La primera fase de la chapa, salvando todo el trabajo gordo que hicimos en un primer momento, ha consistido en terminar de rematar todos aquellos pequeños agujeritos de podridos que han quedado, sobre todo en las uniones de las chapas a la carrocería, en los laterales del maletero, los agujeritos de los intermitentes hechos por los anteriores propietarios, agujeros de la radio, el agua del limpiaparabrisas, los del salpicadero y algunos que quedaron debajo de las puertas. Es importante dejar todos bien tapados, además hay que mirar bien las puertas, en la unión entre el cerco del cristal y el panel de la puerta se suele agrietar, y muchas cosillas mas, cada coche es un mundo pero todos se suelen ir del mismo sitio.
Antes de liarnos con la preparación para la pintura hemos ajustado las puertas y el maletero, no es que sea definitivo pero evitaremos hacer sufrir el coche una vez pintado. Para los ajustes es recomendable utilizar la goma que va a llevar el coche, hemos montado la de las puertas (sobrepuesta) para ver hasta donde llegaría la puerta, en el caso del portón trasero igualmente lo hemos sobrepuesto para ver cuanto hace que salga el portón, lo cierto es que lo echa para afuera pero claro, las gomas son nuevas y aun no han cogido forma, que tampoco nos preocupe que no ajuste bien ya que cuando la goma coja su forma ira a su sitio.

Agujeros tapados en el salpicadero. ¡tenía agujero para el mechero!.
El coche se ha enmasillado entero y después se ha tirado una pintura que sirve de guía para el lijado (pintura negra punteadita) que nos permite ver las aguas que pudiera tener el coche, una vez eliminadas imprimamos el coche para sólo lijar y dar su pintura definitiva.

Con la guía de lijado sin imprimar.
Con la imprimación, así quedará exteriormente hasta que montemos el resto de la mecánica e interiores.

Imprimación en el salpicadero, antes de pintar.
Puertas terminadas e imprimadas, listas para pintar.

Mientras el coche está en la fase de pintura podemos ir haciendo otras cosas, entre ellas limpiar y pintar los elevalunas para que cuando nos entreguen el coche tengamos la mayor parte lista para montar, hacer una guantera artesanal con cartón piedra y papel de seda, limpiar el cuadro del cuentakilómetros y ponerlo a cero, limpiar las ópticas de los faros, llevar a cromar todas las piezas que nos falten, hacer los parasoles también con cartón piedra y papel seda, preparar los cables de los tiradores de starter, arranque y avance, y muchas otras cosillas.